Qué es el trastorno de la articulación temporomandibular y cómo se puede solucionar

El trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) es un dolor miofascial que existe entre el hueso y la mandíbula y se encuentra ubicado a cada lado de la cabeza.

Por desgracia, la disfunción de la articulación temporomandibular afecta, aproximadamente, a un 30% de la población, sobre todo, a mujeres a partir de los 50 años.

Esta patología afecta al estado anímico y psicológico de los individuos que tienen que lidiar con esta dolencia, de hecho, cuando los dolores son tan intensos, es causa de baja laboral durante periodos muy prolongados.

Las personas que sufren del trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) observan como su capacidad de hablar se reduce, soportan duros chascarridos y molestias a la hora de comer y masticar y tienen serias dificultades a la hora de realizar expresiones faciales.

Aunque se desconocen las causas concretas que provocan los trastornos de la articulación temporomandibular, ésta alteración se debe, en parte, al mal funcionamiento de las articulaciones, a desplazamientos de los dientes, problemas de bruxismo o luxaciones.

¿Qué se siente cuando se sufre trastorno de la articulación temporomandibular?

  • Dolor punzante y continuo en la mandíbula y alrededores
  • Dolor intenso en los dientes y muelas
  • Problemas a la hora de masticar e ingerir cualquier alimento
  • Impedimento para abrir la boca en su totalidad
  • Bloqueos en la mandíbula, ruidos y chascarridos a la hora de abrir y cerrar la boca
  • Dolor de cabeza que puede originar en migrañas o cefalea crónica
  • Rigidez en los músculos del cráneo, cuello y espalda
  • Dolor intenso de oídos, zumbidos y disminución de la audición
  • Mareos continuos
  • Problemas severos de visión
  • Inapetencia
  • Depresión, falta de vitalidad y energía, tristeza

¿Cómo tratar el trastorno de la articulación temporomandibular?

Para identificar esta patología es necesario acudir a un neurólogo, dentista y a un centro de fisioterapia.

Se recomienda acudir a las tres ramas sanitarias para recibir un historial médico completo que revise lesiones en la cabeza, problemas en los dientes y boca y análisis de la movilidad de la columna y cervicales.

Muchos casos de trastornos de ATM se pueden solucionar con la intervención y combinación de estos tres profesionales.

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *